La Teoria De Jean Piaget sobre el desarrollo del pensamiento Humano

Sobre el desarrollo del pensamiento humano, Jean Piaget plantea cuatro estadios, periodos o etapas. Dos fueron los principales criterios que utilizó para su clasificación: la capacidad de realizar operaciones o capacidad operatoria y el desarrollo de la inteligencia.                           

Por operación, desde el punto de vista psicológico, Piaget entiende una acción elegida entre las más generales, reversible y capaz de ser interiorizada y coordinadas en sistemas caracterizados  por leyes que se aplican al sistema como un todo. Son acciones porque se llevan a cabo sobre objetos antes de ser realizadas sobre símbolos. Son generales porque intervienen en todas las coordinaciones de acciones particulares; por ejemplo, actos de reunir (clasificar, ordenar, seriar), comparar etc. Son interiorizables, porque  se pueden ejecutar mentalmente, sin perder su carácter original de acciones; y, finalmente son reversibles, a diferencia de las simples acciones, que no lo son. Por ejemplo, la operación de clasificar objetos, se puede invertir fácil e inmediatamente, desarmando lo clasificado; sin embargo, la acción de escribir de izquierda a derecha no puede ser invertida, sin la adquisición previa de un hábito diferente del primero: justamente, escribir de derecha a izquierda. Por último, y puesto que no existen aisladamente, las operaciones se encuentran conectadas en forma de todos estructurados, es decir, formando determinadas estructuras; por ejemplo, para clasificar objetos debe existir previamente un sistema clasificatorio; para construir o elaborar una relación simétrica, debe poseerse un sistema de relaciones seriales, etc.

Por otro lado, según Jean Piaget, la inteligencia  “ … es la forma de equilibrio hacia la cual tienden todas las estructuras cuya formación debe buscarse a través de la percepción, del hábito y de los mecanismos senso-motores elementales” , “… no es más que un término genérico que designa las formas superiores de organización o de equilibrio de las estructuraciones cognoscitivas”

Para Piaget, ya en los primeros meses de vida existe inteligencia, que la denomina sensorio – motriz. Es un tipo de inteligencia, que sirve para solucionar problemas prácticos que se le van presentando al bebé o infante, como querer coger un objeto lejano, voltear el biberón, jalar los juguetes que cuelgan de la cuna, etc. Posteriormente  aparecerá la inteligencia operatoria .

1.1.Periodo sensorio-motor. Se extiende desde el nacimiento hasta los dos años aproximadamente. En este periodo  aparece la inteligencia sensorio – motriz, pero que no tiene carácter operatorio, porque las acciones del niño no han sido todavía interiorizadas en la forma de representaciones ( pensamientos).

Antes de la aparición del lenguaje, el niño no puede llevar a cabo más que acciones motoras, sin actividad de pensamiento. Sin embargo, esas acciones muestran ya algunas de las características de la inteligencia  en el sentido de la definición dada anteriormente. Por ejemplo, si se le da a un niño el biberón invertido, antes de llevarlo a la boca lo pondrá en su posición correcta.

En esta etapa, el niño entiende poco el lenguaje, salvo palabras aisladas y le es difícil usarlo para comunicarse con los demás; debido a ello no logra entender muchas veces lo que sucede a su alrededor, ni comprende argumentos lógicos dados por los padres acerca de su comportamiento. Así, la teoría de Piaget sugiere que las dificultades de aprendizaje de los estudiantes, pueden tener su origen  en una inadecuada comprensión de conceptos fundamentales y experiencias sensoriales insuficientes en la primera infancia.

Aspectos cognoscitivos de la etapa sensorio-motriz. En el tiempo que dura esta etapa los niños comienzan a desarrollar  varios conceptos cognoscitivos importantes. Uno de ellos es el concepto de objeto permanente, es decir, darse cuenta que los objetos continúan  existiendo aún cuando no se hallan dentro de su  campo  visual, táctil, auditivo,etc. Esto es muy importante para la concientización del niño de que él es un elemento que existe separado de los objetos y de otras personas. También servirá de base para la noción de tiempo.

Otro concepto importante que hace su aparición en este periodo  es el de  causalidad, entendido como que   ciertos eventos son la causa u origen de otros. Esta noción se presenta  alrededor de los diez  meses, edad en que  los bebés empiezan  a hacer sus propios experimentos. Sus juguetes favoritos son aquellos con los que pueden hacer algo, como hacer ruido, lanzarlos, rodar, etc. Pero, debido a una limitada habilidad representativa, los infantes no pueden comprender las razones de los fenómenos o eventos.

El período sensorio-motor comprende seis etapas o subperiodos que son los siguientes:

a)Uso de los reflejos( 0 a 30 días). Son las primeras acciones que el niño realiza fuera del vientre materno y se caracteriza por el control elemental que van adquiriendo de sus reflejos innatos. No están presentes todavía la invariante del objeto permanente.

b)Reacciones circulares primarias y adaptaciones adquiridas( 1 a 4 meses). Son las reacciones del bebé frente a un estímulo que actúa eventualmente y produce en él  satisfacción, lo que provoca que por ensayo y error trate de volver a tenerlo. Si se chupa por casualidad el dedo, le agrada y trata de hacerlo nuevamente. Esto, por otra parte, lo lleva a aprender o acomodar o ajustar sus acciones, reorganizando su esquema de aprendizaje inicial. Se trata de las adaptaciones adquiridas. Todavía no aparece la invariante del objeto permanente.

c) Reacciones circulares secundarias (4 a 8 meses) tiene ahora un gran interés por llegar a manipular las cosas de su entorno. Empiezan las reacciones circulares secundarias, que son acciones intencionales repetidas no solamente por deseo propio, sino por obtener resultados que traspasen las fronteras del infante. Se empieza a desarrollar la permanencia de los objetos.

d) Coordinación de los esquemas secundariosde 8 a 12 meses). En esta etapa, los bebés empiezan a “ separar los esquemas del contexto original en el cual lo aprendieron y a recombinarlos para manejar situaciones nuevas” ( 2  ). Esto significa que hacen ciertas generalizaciones basándose en experiencias anteriores, evocando respuestas ya dominadas para usarlas en la solución de nuevos problemas. La invariante del objeto permanente se desarrolla rápidamente. Ha adquirido ahora la capacidad de arrebatar un objeto.

e)Reacciones circulares terciarias (12 a 18 meses ).Comienzan a realizar acciones novedosas en lugar de la conducta simplemente repetitiva.

Al empezar a caminar, buscan los objetos nuevos y experimentan con ellos a fin de descubrir nuevas cosas.

En este periodo los bebés varían sus acciones originales, con el propósito de observar qué sucederá, en lugar de repetir simplemente la conducta gratificante efectuada anteriormente. Se trata de las reacciones circulares terciarias. Poseen ahora un esquema de la permanencia del objeto. Sin embargo, aún no son capaces de imaginar el movimiento que está fuera de su campo visual.

f) Inicio del pensamiento- combinaciones mentales(18 a 24 meses). Según Piaget, a los 18 meses, aproximadamente, los niños son capaces de lograr el pensamiento propiamente dicho y pueden hacer representaciones mentales simbólicas además de pensar sobre las acciones antes de llevarlas a cabo.

La manipulación de símbolos que pueden realizar ahora, libera a los niños de la experiencia inmediata y les permite usar el lenguaje para expresar sus pensamientos. La permanencia de los objetos está plenamente desarrollada. Si un objeto ha sido cambiado de lugar y escondido, lo buscará en el último lugar que lo escondieron..

1.2 Periodo pre – operatorio.(2 a 7 años).Al final del segundo año, casi al terminar el periodo sensorio –motor aparecen en el niño varias funciones que, además de indicar un desarrollo mental cualitativamente superior al anterior, le permiten un rápido avance del mismo: el lenguaje, la función simbólica o semiótica y lo que se podría llamar imitación interiorizada que va a dar lugar a las imágenes, entre otras.Veamos estas funciones.

La función semiótica o simbólica.Es la habilidad de aprender utilizando las representaciones sensoriales; es decir, sin la necesidad de contar con las claves o señales sensoriales. Así, en un momento dado recordará el sabor agradable de una fruta y la pedirá, o los lindos colores de un juguete y hará lo mismo, sin que ninguno esté presente. La función semiótica se expresa a través de la imitación diferida y del juego simbólico. La imitación diferida es la que tiene lugar algún tiempo después de ocurrida la acción. Por ejemplo, un niño ve llorar a otro niño; luego, más tarde, él imitará el llanto, concientemente. En el juego simbólico, los niños, a objetos cualesquiera, le otorgan características de otro objeto, animal o persona.. Por ejemplo, coger un palo y hacen que represente un caballo. Sin embargo, no pierden la conciencia de que realmente es el objeto, simplemente lo usan como un  símbolo.

El lenguaje. Es una de las más grandes adquisiciones del niño para el desarrollo del pensamiento en esta etapa. Este le permite comunicarse adecuadamente con las personas, expresando sus pensamientos, deseos, dudas, interrogantes, sentimientos, etc. y esa interrelación creará nuevas y más complejas estructuras cognitivas. El lenguaje va a permitir al niño ir descubriendo más y mejor la realidad.

Algunos de los logros del pensamiento pre-operatorio son la comprensión de las funciones, la comprensión de las identidades, la centración, la irreversibilidad, la concentración en los estados más que en las transformaciones, el razonamiento transductivo y el egocentrismo.

Comprensión de las funcionesEn términos generales, el niño en este periodo entiende las relaciones funcionales básicas que se dan entre las cosas y los hechos de su realidad. Sabe que al presionar el botón del interruptor de luz, ésta se apaga( o se prende), etc. Sin embargo, vale la ocasión para hacer notar que los intervalos de edades de cada periodo son relativos y dependen del medio en el que se desarrollan los niños y de la estimulación  específica  que reciban, como hemos comprobado experimentalmente. Empero, la noción de causalidad se hace más general en este periodo alcanzando un nivel de comprensión cualitativamente mejor.

Comprensión de las identidades. El niño se da cuenta de que aunque algunos objetos cambien de posición,  forma,  tamaño o apariencia, siguen siendo los mismos. Esta capacidad le permite hacer predicciones.

Centración. Es el interés por un solo aspecto de un objeto o fenómeno, descuidando los otros, y que lleva muchas veces a conclusiones ilógicas o a juicios rápidos o imprecisos. En esta etapa aún no se da la noción de conservación de la cantidad. Así, si a un niño le mostramos dos vasos, de igual forma y tamaño, llenos  con la misma cantidad de agua; y luego el contenido de uno de ellos lo vertimos en otro vaso más angosto, pero más alto, dirá que este último tiene más agua, a pesar de haber presenciado el  experimento.

Irreversibilidad. Se refiere a la imposibilidad de los niños de revertir concientemente una operación, es decir, no se dan cuenta de que ésta puede ir en dos direcciones. Justamente esta carencia no le permite darse cuenta de que si vaciamos el agua del vaso alto y angosto al vaso original, se mantiene la misma cantidad de líquido..

Concentración en los estados más que en las transformaciones. En este periodo los niños se concentran más en los estados inicial y final de los fenómenos y se les hace difícil reconstruir las sucesivas etapas del desarrollo de un fenómeno. No son capaces de entender lo que significa una transformación.

De hecho, piensan como si estuvieran viendo una película con una serie de imágenes o cuadros sucesivos.

Razonamiento transductivo. Razonar por transducción es ir de una cosa en particular a otra también en particular; En esta etapa el niño no ha desarrollado aún el pensamiento deductivo o inductivo, según refiere Piaget.

Para el aprendizaje de la Matemática este tipo de pensamiento no es bueno porque no permite aprender reglas generales de procedimiento como los algoritmos o las propiedades generales de los sistemas numéricos(N,Z,Q, etc). De allí que no se debe insistir demasiado en el simbolismo en este periodo, como recomienda Zoltan Dienes.

El egocentrismoEs la incapacidad de ver las cosas desde el punto de vista de otra persona. Los niños de este periodo piensan que cuando se duermen, por ejemplo, todo deja de existir o se  detiene; o  son incapaces de describir un objeto desde el otro lado del que ellos los están viendo.

1.3Periodo de las operaciones concretas(7 a 11 años)Los diversos tipos de actividad mental que surgen en la etapa anterior finalmente desembocan en un estado de equilibrio móvil, es decir adquieren carácter reversible. Nos encontramos entonces con el pensamiento operacional. En esta etapa son capaces de usar símbolos para realizar  operaciones o actividades mentales. Se trata de que por primera vez la verdadera lógica es posible.

A pesar de que en el anterior periodo los niños dominaban la función semiótica (hacían representaciones mentales de cosas y fenómenos no presentes), su aprendizaje estaba todavía ligado estrechamente a la experiencia física. En esta etapa son capaces de realizar operaciones concientemente y darse cuenta de que la mayoría de las operaciones físicas son reversibles y totalmente mentales. Sin embargo, las operaciones siguen efectuándose sobre los objetos mismos. Estas operaciones concretas pertenecen a la lógica de clases y de relaciones; mas no tienen en cuenta todas las transformaciones posibles de las clases y relaciones, es decir, sus posibilidades combinatorias.. Ahora los niños son muy hábiles para clasificar, manipular números, manejar los conceptos de tiempo y espacio y distinguir la realidad de la fantasía. Empiezan a salir del egocentrismo y pueden por lo tanto, tener en cuenta los diferentes aspectos de una situación al llevar a cabo conclusiones. Uno de los primeros sistemas operatorios importantes que aparecen en este periodo – manifiesta Piaget – es el de clasificación o inclusión de clases; por ejemplo,  perro < mamíferos < animales < seres vivos  o     alumno < aula < escuela < ciudad.

Un segundo sistema operatorio, igualmente importante es el de seriación es decir el eslabonamiento de relaciones asimétricas transitivas en un sistema (sólo funciona la relación en una dirección, no siendo por tanto ni reflexiva ni conmutativa). Por ejemplo, el ordenamiento de una serie de varillas de diferentes tamaños en orden creciente. Otros sistemas que aparecen también son los de carácter multiplicativo; así, el niño puede clasificar los objetos en función de dos características a la vez. Estos diferentes sistemas de operaciones lógicas son de especial importancia en la construcción de los conceptos de número, tiempo y movimiento, y en la construcción de diferentes relaciones topológicas y geométricas.

1.4 Periodo de las operaciones formales o del pensamiento hipotético-deductivo.(11-12 a 14-15 años). La nueva característica que distingue la aparición de este periodo  es la capacidad de razonar por hipótesis. En el pensamiento verbal, este razonamiento hipotético – deductivo se caracteriza, entre otras cosas, por la probabilidad de aceptar cualquier tipo de datos como puramente hipotético y razonar correctamente a partir de él. En esta etapa, el pensamiento ya no procede de lo real a lo teórico, sino que parte de la teoría para establecer o inferir relaciones reales entre las cosas: la experiencia con objetos se vuelve prescindible. En lugar de limitarse a coordinar hechos acerca del mundo real, el razonamiento hipotético – deductivo infiere las implicaciones de enunciados posibles y de este modo alcanza una síntesis única de lo posible y lo necesario. De esto se sigue que la lógica del sujeto no se ocupa ahora sólo de objetos  sino también de proposiciones. En esta etapa aparecen también otros esquemas operatorios. El primero tiene que ver con operaciones combinatorias en general ( combinaciones, permutaciones, agregaciones, etc). El otro esquema que se presenta en este periodo es el de equilibrio mecánico, en el que entra en juego la igualdad entre acción y reacción. El adolescente toma conciencia de que en los fenómenos mecánicos como el movimiento, la fuerza, etc. Hay estados de equilibrio por oposición de fuerzas iguales en magnitud pero de sentido contrario. En este periodo se alcanza la madurez cognoscitiva, es decir la posibilidad de explicar los fenómenos del mundo en su real dimensión; de explicarlos a partir de leyes, principios y categorías que los gobiernan, dejando de lado completamente  las interpretaciones religiosas, ideológicas o animistas del mundo.

BREVE CRITICA A LA TEORÍA DE PIAGET.

Uno de los primeros aspectos que puede criticarse a Piaget es que las habilidades de los niños pueden aparecer ( temporal o definitivamente) mucho más temprano de lo que él planteó y por lo tanto, las edades de los estadíos que el plantea serían relativas. Experimentos realizados por diversos investigadores como Uzgiris (1972), Kramer, Hill y Cohen (1975), Bower (1976), han encontrado en los niños, habilidades y características en edades muy tempranas, mucho antes de las edades formuladas por Piaget en su teoría. Las razones estarían en que el desarrollo intelectual depende en gran medida del entorno social, sobre una base material que es el cerebro. Si bien Piaget da importancia a la parte externa, a la influencia del medio en el desarrollo del pensamiento, mayor peso le asigna al aspecto interno, a los procesos de maduración y equilibración biológica.Creemos, con Vigotsky, que el entorno social es el factor principal en el desarrollo del pensamiento del niño.

Sin embargo, pese a que los planteamientos teóricos de Piaget fueron modificados por el trabajo de otros investigadores, sus aportes al campo de la psicología del desarrollo aún mantienen un lugar de trascendencia en la historia de la ciencia y han contribuido en mucho, al desarrollo de la Pedagogía y Psicopedagogía.

 

Anuncios

Acerca de Julio Saona

Educador con amplia trayectoria en el rubro de educación. Asimismo, con vasta experiencia en Educación Básica Regular y Educación Universitaria. Además con numerosas ponencias y publicaciones referidas al sector educación.

Publicado el 19 mayo, 2013 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: